La creencia Judia no cree que necesitamos sacrificios de sangre para el perdon de los pecados.

Esto significa que si Dios permitiera a otro morir por sus pecados, usted no necesitaria a Jesús ni cualquier otro sacrificio de sangre para que sus pecados sean perdonados.

EN RESUMEN ... Si uno creyó que un sacrificio de sangre era necesario para obtener el perdon de Dios, entonces un ejemplo donde Dios perdonó sin un sacrificio de sangre demostraría que esta idea era completamente no Biblical. Hay muchos ejemplos de esta clase, pero la mayoría son encontrados en el Libro de Levítico. La razón es tan interesante porque viene el derecho en medio de la discusión de sacrificios de pecado, que son encontrados en los primeros capítulos. En Levítico lo indica, "Si, sin embargo , él no puede proporcionar dos palomas ni dos jóvenes palomas, él habra de traer como una ofrenda para su pecado un décimo de un ephah de harina de multa para un pecado que ofrece". Uno puede ver también que no se necesita un sacrificio de sangre para el perdón de pecados en el Libro de Jonah 3:10. “Y vió Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino: y arrepintióse del mal que había dicho les había de hacer, y no lo hizo”. Allí, la Biblia indica simplemente que Dios vio los trabajo de las personas de Ninive. Específicamente dice Dios los vio arrepentidos del mal que hicieron y Dios los perdonó. Hay muchos otros ejemplos, pero la idea de hacder sacrificios de sangre para obtener el perdón de los pecados no es Biblica.

Una EXPLICACION REPLETA.
La relación del Dios-Hombre nunca fue limitada a los sacrificios animales, ni fue jamás los únicos medios para que un humano pudiera obtener el perdón de Dios para borrar su pecado.

La centralidad de los sacrificios animales no se derivo con la segunda destrucción del Templo por los romanos, sino con la primera destrucción del Templo por los babilónios. Recuerda por favor que la inmensa mayoría de judíos nunca regreso a la Tierra Prometida bajo Cyrus de Persia, ellos se quedaron en Babilonia. Cuando Jesús nació, el ochenta por ciento de la comunidad judía del mundo vivió fuera de la Tierra Prometida, y no podían ni pensar acerca del paro de los sacrificios animales. Cuando el Templo fue restablecido, los judíos de Babilonia hicieron un regalo financiero anual para la conservación del Templo, y de la tierra, pero nunca se preocuparon de que Dios no iba a perdonarles sus pecados sin haber hecho un sacrificio de sangre. Actuaron como lo hacen los judios de la diaspora actual. Y la razón por la cual ellos no tuvieron temor, fue que la Biblia decía explícitamente que ningún sacrificio de sangre es necesario para el perdón de pecados, ni que los medios exclusivos para la relación de Dios-Hombre estuviera basada en los sacrificios animales.

Los que creen que se debe tener un sacrificio de sangre para el perdón de pecados miren en Levítico 17:11, que lee:

Porque la vida de la carne en la sangre está: y yo os la he dado para expiar vuestras personas sobre el altar: por lo cual la misma sangre expiará la persona. Levitico 17:11

Pero si usted lee el contexto entero de este verso, usted encontrará que está con respecto a absteneser de comer la sangre de un sacrificio, y de nada más. Dios ordenó el abstenerse de comer sangre potable porque la mayoría de las otras religiones paganas comió la sangre de sus sacrificios como una manera de incorporar a sus Dioses en sus cuerpos y en sus vidas. (Vea La Rama Dorada por Señores Mermeladas Frazer, el capítulo en "Comiendo a El Dios". ¿Quizás esto es la fuente de la comunión ritual)? Pero la Santidad de las Personas de Israel los requiere a no practicar las maneras paganas y no tener las mismas creencias de sus vecinos paganos.

La cita entera de Levítico 17 leen:

“Y hablo Jehová á Moisés, diciendo:
Habla á Aarón y á sus hijos, y á todos los hijos de Israel, y diles: Esto es lo que ha mandado Jehová, diciendo:
Cualquier varón de la casa de Israel que degollare buey, ó cordero, ó cabra, en el real, ó fuera del real,
Y no lo trajere á la puerta del tabernáculo del testimonio, para ofrecer ofrenda á Jehová delante del tabernáculo de Jehová, sangre será imputada al tal varón: sangre derramó; cortado será el tal varón de entre su pueblo:
A fin de que traigan los hijos de Israel sus sacrificios, los que sacrifican sobre la haz del campo, para que los traigan á Jehová á la puerta del tabernáculo del testimonio al sacerdote, y sacrifiquen ellos sacrificios de paces á Jehová.
Y el sacerdote esparcirá la sangre sobre el altar de Jehová, á la puerta del tabernáculo del testimonio, y quemará el sebo en olor de suavidad á Jehová. Y nunca más sacrificarán sus sacrificios á los demonios, tras de los cuales han fornicado: tendrán esto por estatuto perpetuo por sus edades”.
Levitico 17

Muchos quizás insistan todavía que esa sangre se necesite para expiar los pecados. Pero hay muchos ejemplos en el TaNaCh donde otras cosas además de sangre que expían los pecados. Si usted es pobre e incapaz de proporcionar un sacrificio de sangre, Dios le permite utilizar harina (que no tiene sangre y no es un animal!). Si el pobre no pudo ofrecer un sacrificio de harina, el perdón sólo sería para el rico. Dios nunca excluiría los humanos de obtener el perdón por la riqueza.

“Mas si su posibilidad no alcanzare para dos tórtolas, ó dos palominos, el que pecó traerá por su ofrenda la décima parte de un epha de flor de harina por expiación. No pondrá sobre ella aceite, ni sobre ella pondrá incienso, porque es expiación. Traerála, pues, al sacerdote, y el sacerdote tomará de ella su puño lleno, en memoria suya, y la hará arder en el altar sobre las ofrendas encendidas á Jehová: es expiación. Y hará el sacerdote expiación por él de su pecado que cometió en alguna de estas cosas, y será perdonado; y el sobrante será del sacerdote, como el presente de vianda”. Levitico 5:11-13

De modo que aquí, el derecho en el medio de los mandamientos con respecto a los sacrificios para el pecado, la Biblia nos dice nosotros no necesitamos cualquier sacrificio de sangre para el perdón del pecado. Esto demuestra que la idea esa de necesitar un sacrificio de sangre para el perdón del pecado no es una idea Biblical.

Recuerde también la historia del libro de Jonas. Jonas trató de escaparse del pedido de Dios de predicar a las personas de Niniva. ¿Después de el problema con el gran pez, él fue a las personas de Niniva, les dijo cinco palabras (en el hebreo original) y qué hacen ellos?. “Hijitos, no os engañe ninguno: el que hace justicia, es justo, como él también es justo” Jonah 3:7) así como los judíos hacen en Yom Kippur. Las personas de Niniva oraron “El que hace pecado, es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del Diablo” Jonas 3:8. Y, finalmente, las personas de Niniva pararon haciendo Mal, empezaron haciendo el Bien ¿Cual fue la respuesta de Dios? Dios los perdonó de sus pecados a causa de su trabajo "En esto son manifiestos los hijos de Dios, y los hijos del diablo: cualquiera que no hace justicia, y que no ama á su hermano, no es de Dios”. Jonas 3:10 por favor nota que el texto no lee que Dios vio sus sacrificios, las personas de Niniva nunca fueron ordenadas para sacrificar. El texto tampoco lee que Dios vio la fe correcta de las Personas. Más bien dice que Dios vio lo que ellos hicieron, su trabajo.

Tenemos la prueba de otros sacrificios de no-sangre:

“Entonces tomó Aarón el incensario, como Moisés dijo, y corrió en medio de la congregación: y he aquí que la mortandad había comenzado en el pueblo: y él puso perfume, é hizo expiación por el pueblo” [Numero 16:47]

Y en el verso siguiente nosotros vemos joyas ofrecidas para la expiación, pero ninguna sangre es derramada.

“Por lo cual hemos ofrecido á Jehová ofrenda, cada uno de lo que ha hallado, vasos de oro, brazaletes, manillas, anillos, zarcillos, y cadenas, para hacer expiación por nuestras almas delante de Jehová” Numero 31:50]

¡De modo que es obvio, que un sacrificio de sangre no es necesitado! Otro ejemplo es que Isaias tuvo su pecado borrado por un carbón vivo:

“Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas: Y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado”.
Isaias 6:6-7

Pero muchos dirán, eso sin un Templo, nosotros no podremos ofrecer ninguna clase del sacrificio de sangre. Esto es verdad. Por eso Dios dio muchos métodos diferentes de expiación a los judíos. Había un tiempo en la historia de Israel cuando ellos llegaron a ser todo demasiado consumido con las ceremonias sacrificatorias. Por esto, Dios los reprendió. Dios les recordó que las Leyes de Dios fueron más importantes que los sacrificios.

“Porque no hablé yo con vuestros padres, ni les mandé el día que los saqué de la tierra de Egipto, acerca de holocaustos y de víctimas: Mas esto les mandé, diciendo: Escuchad mi voz, y seré á vosotros por Dios, y vosotros me seréis por pueblo; y andad en todo camino que os mandare, para que os vaya bien”. Jeremias 7:22-23

Fuera de todos los métodos que Dios nos dio a nosotros para la expiación, los sacrificios fueron los más débilesl. Esto es verdad, porque los sacrificios sólo enmendaron una clase de pecado. Muchos pueden indicar varios versos que muestran que allí necesitan hacer un sacrificio por los pecados. Ellos a menudo indican estos versos que muestran que sacrifican para la expiacion del pecado. Pero ellos parecen omitir qué pecados son cubiertos por estos sacrificios, y esos son los pecados INVOLUNTARIOS, y solamente los pecados INVOLUNTARIOS:

“Y hablo Jehová á Moisés, diciendo: Habla á los hijos de Israel, diciendo: Cuando alguna persona pecare por yerro en alguno de los mandamientos de Jehová sobre cosas que no se han de hacer, y obrare contra alguno de ellos”; Levítico 4:1-2

“Y si toda la congregación de Israel hubiere errado, y el negocio estuviere oculto á los ojos del pueblo, y hubieren hecho algo contra alguno de los mandamientos de Jehová en cosas que no se han de hacer, y fueren culpables;” Levítico 4:13

“Y cuando pecare el príncipe, é hiciere por yerro algo contra alguno de todos los mandamientos de Jehová su Dios, sobre cosas que no se han de hacer, y pecare”; Levítico 4:22

“Y si alguna persona del común del pueblo pecare por yerro, haciendo algo contra alguno de los mandamientos de Jehová en cosas que no se han de hacer, y delinquiere”;
Levítico 4:27

“Cuando alguna persona cometiere falta, y pecare por yerro en las cosas santificadas á Jehová, traerá su expiación á Jehová, un carnero sin tacha de los rebaños, conforme á tu estimación, en siclos de plata del siclo del santuario, en ofrenda por el pecado” Levítico 5:15

“Traerá, pues, al sacerdote por expiación, según tú lo estimes, un carnero sin tacha de los rebaños: y el sacerdote hará expiación por él de su yerro que cometió por ignorancia, y será perdonado”. Levítico 5:18

“Y cuando errareis, y no hiciereis todos estos mandamientos que Jehová” Numero 15:22

“Será que, si el pecado fué hecho por yerro con ignorancia de la congregación, toda la congregación ofrecerá un novillo por holocausto, en olor suave á Jehová, con su presente y su libación, conforme á la ley; y un macho cabrío en expiación. Y el sacerdote hará expiación por toda la congregación de los hijos de Israel; y les será perdonado, porque yerro es: y ellos traerán sus ofrendas, ofrenda encendida á Jehová, y sus expiaciones delante de Jehová, por sus yerros: Y será perdonado á toda la congregación de los hijos de Israel, y al extranjero que peregrina entre ellos, por cuanto es yerro de todo el pueblo. Y si una persona pecare por yerro, ofrecerá una cabra de un año por expiación. el sacerdote hará expiación por la persona que habrá pecado por yerro, cuando pecare por yerro delante de Jehová, la reconciliará, y le será perdonado. El natural entre los hijos de Israel, y el peregrino que habitare entre ellos, una misma ley tendréis para el que hiciere algo por yerro” Numero 15:22-29.

¡Pero si alguien ha de cometer un pecado intencionalmente, él sería castigado!
“Mas la persona que hiciere algo con altiva mano, así el natural como el extranjero, á Jehová injurió; y la tal persona será cortada de en medio de su pueblo”.
Numero 15:30

Para algunos pecados intencionales, el castigo fue severo:

“Y estando los hijos de Israel en el desierto, hallaron un hombre que recogía leña en día de sábado. Y los que le hallaron recogiendo leña trajéronle á Moisés y á Aarón, y á toda la congregación: Y pusiéronlo en la cárcel, por que no estaba declarado qué le habían de hacer. Y Jehová dijo á Moisés: Irremisiblemente muera aquel hombre; apedréelo con piedras toda la congregación fuera del campo. Entonces lo sacó la congregación fuera del campo, y apedreáronlo con piedras, y murió; como Jehová mandó á Moisés”. Numero 15:32-36

Dios es un juez justo. ¡Para ser expiado de pecados intencionales, el pidio el arrepentimiento y la restitución, y a menudo el castigo porque los pecados fueron cometidos a propósito!

“Si el sol hubiere sobre él salido, el matador será reo de homicidio: el ladrón habrá de restituir cumplidamente; si no tuviere, será vendido por su hurto. Si alguno hiciere pacer campo ó viña, y metiere su bestia, y comiere la tierra de otro, de lo mejor de su tierra y de lo mejor de su viña pagará. Cuando rompiere un fuego, y hallare espinas, y fuere quemado montón, ó haza, ó campo, el que encendió el fuego pagará lo quemado. Cuando alguno hurtare buey ú oveja, y le degollare ó vendiere, por aquel buey pagará cinco bueyes, y por aquella oveja cuatro ovejas. Si alguno hubiere dado á su prójimo asno, ó buey, ú oveja, ó cualquier otro animal á guardar, y se muriere ó se perniquebrare, ó fuere llevado sin verlo nadie:” Exodo 22:3, 5, 6, 12, y 14

“El que hiere algún animal, ha de restituirlo; mas el que hiere de muerte á un hombre, que muera.” Levítico 24:21]

“Habla á los hijos de Israel: El hombre ó la mujer que cometiere alguno de todos los pecados de los hombres, haciendo prevaricación contra Jehová, y delinquiere aquella persona; Confesarán su pecado que cometieron, y compensarán su ofensa enteramente, y añadirán su quinto sobre ello, y lo darán á aquel contra quien pecaron”. Numero 5:6-7

Sería agradable vivir en una sociedad donde, si un criminal robó y peló su coche, él tendría que reemplazarlo, y entonces le da 20% además de lo que valió.

Habían otro método que recibía la expiación el cual fuer superior al sistema sacrificatorio. Esto es lo que Dios desea sinceramente de nosotros, el “Teshuvah”, que significa el arrepentimiento y el regreso a Dios.

“…Si se humillare mi pueblo, sobre los cuales ni nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”. 2 Crónicas 7:14

“Mas si desde allí buscares á Jehová tu Dios, lo hallarás, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma”. Deuteronomio 4:29

“Orará á Dios, y le amará, Y verá su faz con júbilo: Y él restituirá al hombre su justicia”. Trabajo 33:26

“Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela”.
Salmos 34:14

“Cercano está Jehová á los quebrantados de corazón; Y salvará á los contritos de espíritu”. Salmos 34:18

¡Es el arrepentimiento de verdad y oración que Dios quiere de nosotros, no el sacrificio!
Recuerde, los Salmos fueron escritos para cantar los elogios a Dios en el Templo, el derecho donde los sacrificios en sí debian de ser realizados. Ellos entendieron bastante bien la actitud de Dios hacia los sacrificios:

“Sacrificio y presente no te agrada; Has abierto mis oídos; Holocausto y expiación no has demandado”. Salmos 40:6

Dios quiere que oremos para el perdón, y somos la oración que reemplaza los sacrificios, apenas como Dios nos ordenó para hacer como Hosea indicó:

Tome palabras con usted y con el regreso al Eterno. Diga a él:

“Tomad con vosotros palabras, y convertíos á Jehová, y decidle: Quita toda iniquidad, y acepta el bien, y daremos becerros de nuestros labios”. Hosea 14:2

(Por favor nota que muchas traducciones cristianas traducen mal intencionalmente este pasaje. El hebreo es bastante claro, S de Pa-reem Fa ató nu, los toros de labios". En lugar ellos traduce mal al hebreo como si dijera, S de Paga-Rutina Fa ató nu, la fruta de labios". ¡Esto significa que para el propósito específico de tergiversar lo que la Biblia dice, que Dios acepta la oración en lugar de sacrificios, ellos cambian la palabra de Dios)!

“El que encubre sus pecados, no prosperará: Mas el que los confiesa y se aparta, alcanzará misericordia”. Proverbios 28:13

Otro método superior es la caridad:

“Con misericordia y verdad se corrige el pecado: Y con el temor de Jehová se apartan del mal los hombres”. Proverbios 16:6

“Hacer justicia y juicio es á Jehová Más agradable que sacrificio” Proverbios 21:3

“Porque misericordia quise, y no sacrificio; y conocimiento de Dios más que holocaustos”. Hosea 6:6
Favor de notar: Las citas siguientes vienen de mi, Reyes 8, en el cuál Rey Salomón dedica El Unico Templo en el mundo a Un Dios Verdadero. Estuvo en este ‘muy Templo’ que los sacrificios fueran de suceder. Todavía en la dedicación de este “muy Templo”, Salomón indica que solo se debe orar a Dios para obtener el perdón después del arrepentimiento, y Dios perdonaría:
“Toda oración y toda súplica que hiciere cualquier hombre, ó todo tu pueblo Israel, cuando cualquiera sintiere la plaga de su corazón, y extendiere sus manos á esta casaTú oirás en los cielos, en la habitación de tu morada, y perdonarás, y obrarás, y darás á cada uno conforme á sus caminos, cuyo corazón tú conoces; (porque sólo tú conoces el corazón de todos los hijos de los hombres;
Reyes 8:38-39

Los Gentiles tambien oraron directamente a Dios para el perdon de sus pecados, y sin la necesidad de un sacrificio!

“Asimismo el extranjero, que no es de tu pueblo Israel, que hubiere venido de lejanas tierras á causa de tu nombre, (Porque oirán de tu grande nombre, y de tu mano fuerte, y de tu brazo extendido,) y viniere á orar á esta casa; Tú oirás en los cielos, en la habitación de tu morada, y harás conforme á todo aquello por lo cual el extranjero hubiere á ti clamado: para que todos los pueblos de la tierra conozcan tu nombre, y te teman, como tu pueblo Israel, y entiendan que tu nombre es invocado sobre esta casa que yo edifiqué”. Reyes I 8:41-43

Dios permitió a los Gentiles orar directamente a él, sin la necesidad de un mediador. Dios nunca excluyó a nadie de El. ¡Todo Dios pide es un corazón contrito y el consentimiento de seguir a Dios!
Recuerden que todo el sistema sacrificatorio fue centrado en el Templo. Salomón continúa:

“Si hubieren pecado contra ti, (porque no hay hombre que no peque) y tú estuvieres airado contra ellos, y los entregares delante del enemigo, para que los cautiven y lleven á tierra enemiga, sea lejos ó cerca, Y ellos volvieren en sí en la tierra donde fueren cautivos; si se convirtieren, y oraren á ti en la tierra de los que los cautivaron, y dijeren: Pecamos, hemos hecho lo malo, hemos cometido impiedad; Y si se convirtieren á ti de todo su corazón y de toda su alma, en la tierra de sus enemigos que los hubieren llevado cautivos, y oraren á ti hacia su tierra, que tú diste á sus padres, hacia la ciudad que tú elegiste y la casa que yo he edificado á tu nombre;
ú oirás en los cielos, en la habitación de tu morada, su oración y su súplica, y les harás derecho; Y perdonarás á tu pueblo que había pecado contra ti, y todas sus infracciones con que se habrán contra ti rebelado; y harás que hayan de ellos misericordia los que los hubieren llevado cautivos:”
Reyes 8:46-50

¡Tan es si usted se arrepiente, Dios le salvará!

El Eterno es cercano al destrozado y salva a los de espiritu abatido.
[Salmos 34:18]

¡Y él restaurará su rectitud! ¡Aunque usted pecara!

El que ora a Dios y los hallazgos favorecen con él, él ve la cara de Dios y gritos de alegría; él es restaurado por Dios y su justicia.
[Trabajo 33:26]

Dios claramente nos ha mostrado que los sacrificios no son necesarios para la expiación. Dios lo ha hecho perfectamente claro a Israel lo que debemos de hacer para la expiación:

“¿Con qué prevendré á Jehová, y adoraré al alto Dios? ¿vendré ante él con holocaustos, con becerros de un año? ¿Agradaráse Jehová de millares de carneros, ó de diez mil arroyos de aceite? ¿daré mi primogénito por mi rebelión, el fruto de mi vientre por el pecado de mi alma? Oh hombre, él te ha declarado qué sea lo bueno, y qué pida de ti Jehová: solamente hacer juicio, y amar misericordia, y humillarte para andar con tu Dios”.
Micah 6:6-8


El derecho de copia sostenido por el Rabino Stuart Federow 2003
Todos los derechos reservados.

Copyright held by Rabbi Stuart Federow 2007
All rights reserved.